La Montaña Mágica   La Montaña Mágica
hemeroteca  
 

La Nueva España
Domingo, 16 de octubre de 1994
Comarcas, Oriente
página 26

La Montaña Mágica

Carlos Bueno ultima en Llanes una explotación agropecuaria con ovejas xaldas, asturcones y productos autóctonos que tendrá el complemento de una casa de aldea para alojar visitantes

Javier Neira

El carnero de raza xalda, autóctona asturiana La cría de cabras de Cachemira en Asturias ha desatado la polémica, fundamentalmente por su carácter exótico. En realidad, se trata de un experimento más para reactivar el campo asturiano. Como por ejemplo el que está haciendo Carlos Bueno en Llanes: un modelo de reconversión de la agricultura de zonas semiabandonadas, con fuerte ayuda pública, regional, estatal y comunitaria, y que conjuga la explotación agraria y ganadera de especies autóctonas fundamentalmente, como la oveja xalda, con una actividad residencial –cuenta con cinco habitaciones para alojar visitantes con todas las comodidades, chimenea incluida– según el programa que se conoce como casas de aldea.

Valle de Ardisana (Llanes). Carlos Bueno empezó a restaurar la casa de aldea que tiene en el valle de Ardisana el pasado mes de febrero. Es la habitación de la explotación agraria que está preparando desde hace dos años.

La explotación, a punto de estar lista, se llamará «La montaña mágica», un nombre literario y alusivo a los Picos de Europa, que cubren el horizonte, ya con bastante nieve. La zona se denomina Cuanda, topónimo asociado a la peña contigua. Con precisión, la explotación está en El Allende de Vibaño, dominando el valle de Ardisana. Se encuentra a dos kilómetros de la carretera general, a la altura del cruce de La Herrería, donde está la casa del cardenal Pedro Inguanzo, personaje clave del pensamiento conservador español en el pasado siglo.

En el invernadero hay una zona destinada a la agricultura biológica

«Soy ganadero y agricultor. Soy propietario de una vivienda unifamiliar agraria que estoy a punto de terminar. Se trata de una explotación agropecuaria con una parte de ganadería y otra de agricultura que tiene unas cinco hectáreas», indica Bueno.

La parte agrícola cuenta con mil metros cuadrados de invernadero. Está casi terminada, con una ayuda de la Consejería de Agricultura destinada a jóvenes agricultores. En el invernadero hay una zona destinada a la agricultura biológica. Sin abonos químicos, fertilizantes o pesticidas, y que está orientada al consumo propio de la explotación: lechugas, tomates, coles de Bruselas... Otra zona tiene fabas del valle de Ardisana. «Que son pequeñas y muy sabrosas. Al lado del invernadero se cultivarán grosellas y arándanos que permiten elaborar licores y mermeladas.»

En cuanto a la ganadería, Bueno tiene un rebaño de ovejas. «Soy de la Asociación de Criadores de la Oveja Xalda Asturiana, de ACOXSA. Tengo 10 ovejas xaldas y el carnero. También otras 35 ovejas que no son xaldas y sin macho, para que no se vea afectado genéticamente el núcleo xaldo que procede del occidente de la región, de una zona cercana a Cadavedo, pero en el interior», afirma Bueno. La oveja xalda tiene dos crías al año, poca grasa y se adapta mejor a las peñas. Cuando culmine la fase de establecer la pureza genética se podrá destinar a carne con gran rendimiento y calidad.

Carlos Bueno con su perro Protón Los caballos asturcones son el emblema de la explotación. «Hablé con los responsables de la Asociación de Criadores de Pony de Raza Asturcona, en siglas ACPRA, y me pusieron en Contacto con un criador, Gonzalo Barrena, que es profesor de Filosofía en Cangas de Onís. Me vendió una yegua, Dacia, que estaba preñada, y el pasado 19 de abril nació Cuanda, el asturcón más oriental de la región. Dacia pertenece a los asturcones del protocolo, una relación que se hizo cuando se inició el proceso de regenerar la raza.» Los asturcones están especialmente indicados para la monta de recreo en una zona a la que están perfectamente adaptados.

Bueno tiene también 50 colmenas en la explotación. Las abejas aprovechan el brezo de la peña y los castaños y la hiedra del bosque. «Voy a poner una planta de envasado para servir miel a los visitantes de la explotación», añade.

El complemento de las actividades agropecuarias es la vivienda. Está a punto de terminar su rehabilitación. Cuenta con cinco habitaciones –que es el tope que permite la ley– destinadas a posibles visitantes de la explotación bajo el régimen de casas de aldea. La modalidad exige que más de la mitad de los ingresos del conjunto se obtengan de las actividades de agricultura y ganadería. Las ayudas de la UE para la casa han sido del 35%; el apoyo público es muy generoso pero de tramitación compleja.

 


La Montaña Mágica
Alojamiento rural

Cómo llegar · Asturcones · Actividades y excursiones
Precios y reservas · Bibliografía · Thomas Mann
Imágenes de La Montaña Mágica · Hemeroteca
La Montaña Mágica fotografiada por sus clientes

Casa de Aldea de AsturiasLa Montaña Mágica / Hotel Rural / dos estrellas

La Montaña Mágica · Alojamiento rural
33508 Allende · Llanes · Asturias · España
Teléfono (34) 985 925 176 · Fax (34) 985 925 780
lamontañamágica.es